Menú Cerrar

TikTok, Covid-19 y Cyberwar: nunca hemos sido más vistos

TikTok, Covid-19 y Cyberwar: nunca hemos sido más vistos

TikTok, Covid-19 y Cyberwar: nunca hemos sido más vistos

Por Dane Avanzi

Como en la película “La vida de Truman”, el ciudadano común es visto cada vez más, no solo en Brasil, sino, en general, en todos los lugares del mundo. Pocas personas lo saben, pero Google tiene acceso a todos sus pasos desde que activó una cuenta de Gmail o compró un teléfono inteligente. ¿Cómo no ser rastreado? No tener un teléfono inteligente y no tener una cuenta en ninguna red social. Radical, ¿verdad? Si. Si no desea desconectarse por completo, continuará siendo monitoreado en sus hábitos más cotidianos y en los detalles más ocultos de su vida y personalidad. Para evitar que estos datos sean explotados y vendidos a grandes corporaciones, la Ley General de Protección de Datos, ya vigente en Europa y Estados Unidos, comienza a aplicarse en agosto de 2020 en Brasil.

En épocas de pandemia y pospandémica, cuando los hábitos de las personas se están cambiando radicalmente en todas las áreas, dicha información puede ayudar a los países y a las grandes corporaciones a construir nuevos imperios y fortunas, ya sea mediante el mapeo de nuevas demandas de productos y servicios, ya sea mediante la remodelación de los modelos comerciales existentes.

Toda esta información en estos días es procesada por supercomputadoras, software Big Data, en grandes volúmenes, llamados metadatos. Además de este escenario, la Ciberguerra entre Estados Unidos y China en la lucha por la hegemonía mundial, que se vuelve cada vez más feroz cada día, y he aquí, sin previo aviso, aparece un nuevo jugador en el tablero. La aplicación TikTok, creada y controlada por una empresa china, tiene más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo. Esta nueva red social tiene como diferencial el mapeo global de las principales tendencias de los hashtags del momento, además de hacer posible crear videos y memes con efectos especiales y viralizar rápidamente videos de personas desconocidas, convirtiéndolos en celebridades.

Al igual que otras redes sociales, tiene mecanismos para recopilar datos de sus usuarios similares a los de Facebook y otras empresas estadounidenses, y esto ha molestado mucho a las autoridades estadounidenses. Vinculado a esto, TikTok se diferencia por la posibilidad de adquirir criptomonedas y realizar transacciones como comprar emojis, por ejemplo. Con el auge de las monedas digitales, ¿sería parte de la estrategia china difundir una nueva moneda global? Pienso que sí. En el pasado reciente, Julian Assange de Wikileaks y el ex analista de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Edward Snowden, nos han revelado la intensa Guerra Cibernética entre los Estados Unidos y China, que solo desde entonces feroz. En China, las actividades cotidianas para los brasileños, como acceder a YouTube, Facebook, WhatsApp o buscar un tema en Google, son casi imposibles, ya que solo tienen información en las redes sociales y las comunidades chinas.

Tal control es posible gracias a un sistema central de computadoras y software que centraliza todo acceso e intercambio de archivos hechos en territorio chino con el resto de la red en el mundo, apodado en el universo digital como “Gran Firewall de China”, en referencia al Gran Muralla China. Dicho aparato controla todo el contenido en línea en circulación en el país, salvo lo que se considera inapropiado. Como sugiere la expresión, un firewall es una barrera de protección que puede bloquear el acceso al contenido considerado no deseado. Esto les da una ventaja considerable en esta disputa hegemónica, ya que los ciudadanos chinos, con raras excepciones, desconocen las redes sociales y el resto del mundo. Como resultado, China hoy interactúa con todos los países del mundo, conociendo e influyendo en sus culturas, pero ninguna empresa extranjera puede influir e interactuar con la sociedad china. Esta es la razón principal por la cual las autoridades y las empresas estadounidenses se sienten incómodas.

En este contexto, durante más de la mitad del siglo XX, Estados Unidos fue el gran poder hegemónico del mundo. Sin embargo, en las últimas décadas, China, con la excepción del poderío militar, se presenta como el gran candidato para ocupar el liderazgo mundial de la nueva economía digital que emerge, rompiendo paradigmas, rompiendo barreras fronterizas y estableciendo nuevas formas de sentir, pensar y vivir. Desde la antigüedad, el dicho dice que “el conocimiento es poder”, ahora, más que nunca, este poder da forma a la mente humana y da forma a nuevas realidades.

Receba atendimento direto no Whatsapp
Enviar